miércoles, 13 de abril de 2016

El opacímetro del ITV

Puede que esta entrada la haga en caliente, pero no deja de ser una gran inquietud desde que me compré el primer utilitario diésel hace ya unos 14 años.

Y es que desde el primer ITV hasta el último he tenido el rechazo de la revisión como una auténtica espada de Damocles, no por el deseo de intercambiarme por un poderoso gobernante como hizo Damocles en la corte de Dionisio sino porque siento la congoja y desasosiego de la espada colgada por el pelo de caballo encima de mi cabeza. No es para menos, que te rechacen el coche en la inspección del ITV por gases del gasoil significa quedarte cojo e indefenso en esta nuestra sociedad del kilómetro, si no, ¿ Cuantos de nosotros no tenemos que recorrer mas de 10 kilómetros para desplazarnos a nuestro centro de trabajo ?.

Pero al asunto, ¿ por qué creo que el rechazo de la inspección del ITV es un gran timo ? pues por diferentes aspectos que he analizado durante un tiempo.

La prueba maldita

La prueba de inspección consiste en introducir una sonda por el tubo de escape del vehículo diésel, y no precisamente para medir la expulsión de gases nocivos a la atmósfera ( la de todos ), sino para medir la opacidad del humo ( quizás por eso algunos coches tienen dos tubos de escape, el ingeniero japonés que los puso de dos en dos debió vivir en España y decidió reducir a la mitad las probabilidades del rechazo por gases del ITV ).

Por tanto la primera parada es en el "motor diésel".

Motor Diésel

El motor diésel se diseñó hace muchos años como alternativa al motor de combustión de gasolina y su funcionamiento radica en la combustión de un producto menos volátil que la mencionada gasolina pero sometido a mayor presión y temperatura la cual provoca su ignición sin chispa.

Ventajas e inconvenientes tiene el motor diésel como todo en esta vida. Mecánicamente supone una gran ventaja frente al motor de gasolina sobre todo para los grandes transportes, desde camiones a trenes o barcos, así como la expulsión de CO2 es menor. Ventajas que junto con el menor "coste" del gasoil frente a la gasolina y menores impuestos se ha ido imponiendo en el mercado del consumo.

Entre los inconvenientes destaca el incremento de precio de los coches que lo incorporan, y sobre todo, la contaminación de los gases de la combustión del gasoil.

Los gases

Las emisiones de la combustión diésel se componen de mezcla de gases y partículas denomidas (DPM). Los componentes entre otros incluyen:
  • monóxido y dióxido de carbono
  • óxidos de azufre y nitrógeno
  • benzeno, tolueno, benzopireno, otros hidrocarburos policíclicos aromáticos y otros aldehídos
  • y hollín (carbón), muuuucho hollin, entre un 60-80 por ciento de la expulsión.
Las partículas de los gases emitidos ( unas 20 veces mas que respecto a la gasolina ) son cabezonas e intentarán entrar en nuestros pulmones y quedarse en la parte mas inferior de los mismos acomodándose hasta nuestro último paseo, quien sabe, si patrocinado por ellas ( si no lo pillais "ultimo paseo" = muerte ).

Cada vez que paso por el puente del Quinto Centenario ( si , ese otro gran timo de la ingeniería civil ) no dejo de fijarme en el bonito color negruzco de los protectores de los tirantes y que llama la atención respecto al color original blanquecino de la parte superior de los mismos. Así, así deben estar nuestros flamantes pulmones tras la Ley Antitabaco pero sin Ley AntiHumosDiesel.

Hace un tiempo la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de los Estados Unidos publicó un "tranquilizador" informe del impacto que tienen sobre la salud los gases que despide el escape de los diésel. Lo del "tranquilizador" es una ironía ya que realmente menciona riesgos como cáncer de pulmones o vejiga.

En 2012 la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), de la Organización Mundial de la Salud (OMS), incluyó el humo diésel en el grupo 1 como cancerígeno para los humanos.

Cada vez hay mas informes concluyentes sobre la muerte de personas relacionadas por la contaminación atmosférica y mas concretamente correlacionadas con la contaminación aportada por los coches.

Incluso hay estudios que han calculado la enorme cantidad de gases nocivos diésel que entran en el vehículo por estar precisamente en la zona de mayor concentración de ellos, el centro de la carretera. Piénsalo cada vez que pongas el aire acondicionado durante el verano de Sevilla ( mejor no lo pienses ).

Mitigación

Los resultados de la combustión del motor diésel deben ser filtrados, catalizados y también recombustionados ( si es que existe este último palabro) para reducir su enorme impacto en la atmósfera.

Con la recombustión ya empezamos a llegar al meollo del asunto de los ITV.

Exhaust Gas Recirculation, la famosa valvulita

La función de la válvula EGR es volver a meter parte de los gases de la combustión como elemento de combustión por la tubera de admisión, es decir, reintroducir los humos de nuevo en el motor para reducir la carga nociva de (NOx) en una segunda quemada.

La idea es alentadora : reducir los gases nocivos que afectarán a nuestra salud. Pero desgraciadamente supone parte del gran engaño. Es un parche más al verdadero problema que supone el motor diésel.

Estas vávulas han evolucionado bastante y en los últimos modelos de coches están reguladas electrónicamente.

Las EGR dan muchos problemas a los propietarios. Una de las consecuencias de introducir estas válvulas es que tienden a acumular holllin con un uso normal y acaban averiándose y generando problemas de consumo, rendimiento y de gases.

Cuando hablo del uso normal me refiero a conducir eficientemente y en relación a minimizar el gasto de combustible. Ello supone regímenes de motor ( revoluciones ) bajos.

Las grandes contradicciones

Todos somos objetos de los comentarios por parte de los especialistas, del gobierno o de los cuñados que es preferible no pasar de 2500 vueltas cuando aceleramos nuestros coches diésel, y sobre todo que es preferible usar marchas largas.

Y como todos queremos realizar una buena y eficiente conducción pues vamos acumulando kilos de hollín ( cancerígeno, no lo olvidemos ) en todos y cada uno de los centímetros del sistema de expulsión de gases de nuestro coche.

Para romper con la tradición y costumbre del españolito de acumular hollín de gasoil en el coche, el gobierno ha pensado que como eso de la contaminación del motor diésel va en contra de la OMS y Kioto pues que mejor que introducir una prueba en el ITV ( por la  seguridad de nuestros pulmones ) que mida como de negro es el humo del gasoil ( supongo que científicamente humo negro = chungo chungo ) .

Para ello el operario del ITV amablemente nos pide que aceleremos "a fondo" el coche, y sutílmente nos hace bajar cuando ve que no pasamos de 3000 vueltas, para pegarles a continuación unas buenas pisadas al pedal y alcanzar los 4000 y picos o lo que sea que esté marcado cerca de la banda amarilla/roja.

Si os fijais normalmente en ciudad, como somos responsables y concienciados ciudadanos, no superamos las 2500 vueltas, y en carretera mas o menos superamos las 3000 para ir a 120. Es más, hay coches que tienen un testigo que te va recomendando cambiar de marcha.

¿ Por qué tienen que pedirnos en el ITV que aceleremos el motor a regímenes de motor de corte que no se usan ? ¿ No es verdad que a mas revoluciones mas humo negro ( recordemos humo negro = chungo chungo ) ?

Por cierto, el "corte" es el momento que la electrónica del motor lo protege frente a excesos de vueltas del motor.

La mala noticia

Tras pasar por las siguientes y rutilantes pruebas del ITV nos entregan la documentación y quedo desconcertado cuando el operario me asegura que soy un contaminador, y es que así es como me hacen sentirme, como un auténtico delincuente medioambiental, riete de la rotura de la balsa de Aznalcollar : "vaya vd. y que le revisen los gases"... - no si ya me duele el estómago y el vientre - pienso...

El taller, otro cachondo

El taller al que lleves el coche devuelto por ITV por gases te puede dar diferentes soluciones y sobre todo un consejo en común, " no vaya vd. pisando huevos, dele alegría al acelerador" ( comentario real y literal de un mecánico de OPEL ).

Normalmente lo que hacen es poner una aspiradora en el escape y pegar 50 o 60 acelerones hasta sacar todo el hollín posible.

Los que no tienen aspiradoras van a darse una vueltecita con tu coche repartiendo generosamente partículas cancerígenas ( las del humo negro chungo chungo ) por los alrededores.

Así que al final acabas sucumbiendo a la simpleza de las ideas y acabas pensando que hay que darle alegría al acelerador y aportando tu granito de arena a la mierda de aire que tenemos en las ciudades con acelerones gratuitos en algunas incorporaciones.

Conclusiones y recomendaciones

La conclusión es que me están engañando, nos están engañando a todos como meros borregos, la prueba de los gases diesel en la ITV es parte de un gran timo.

¿ Alguien ha vuelto a oir algo sobre la gran estafa de Volkswagen y resto de fabricantes con los chanchullos del CO2 ? pero menos aún de la mierda que expulsa cada coche diésel.

Ya no pienso igual en los vehículos de motor diésel como antes y creo que esta situación , en general, no es sostenible. No solo ya por el impacto en lo personal de la mala experiencia cada vez que vas al ITV, sino en el impacto sobre el medio ambiente o nuestra salud, y en la desconfianza que genera tanta mentira y despropósito.

Para pasar la prueba del opacímetro en internet suelen recomendar muy diversas acciones. Yo suelo ir al taller para que descarguen el hollín. Se que hay quien echa unos tubitos en el depósito de gasoil antes de ir al ITV. Se que hay quien recorre 20 o 30 kilómetros sobrerevolucionado antes de ir al ITV para expulsar el hollín. Se de talleres que anulan la EGR y la dejan siempre abierta ( en los últmos modelos de coche no se puede ). Se quien tiene suerte y se queda lejos de las revoluciones de corte durante la prueba de gases y no le hacen bajar ni acelerar a corte.

Buena suerte.

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. por lo menos ahorra al pagar por tu itv en www.itvbarata.com Diésel desde 34,74€

    ResponderEliminar
  3. Que hay una trama contra los vehiculos diesel no es nada nuevo
    Mi Volvo S80 2.5 D con 270000 Kms y de 1999 con un consumo de 6.5 l/100 Km está a toda prueba, menos la de los gases de la ITV de Gelves que se empeñan en que pasa de 2.7 m-1
    Veremos con la descarbonización HHO qué valor se sacan de la manga

    ResponderEliminar